Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 11:10 am.


Click para enviar MP


Click para enviar MP

Últimos temas
» William Duchannes
Lun Sep 30, 2013 9:49 pm por William Duchannes

» Ciudad Silenciosa [Afiliación Elite]
Lun Ene 07, 2013 4:43 pm por Invitado

» Burke Psychiatric Hospital | Foro Nuevo | Elite
Jue Ene 03, 2013 7:25 pm por Invitado

» Incendio Marauders || Foro de rol de Harry Potter {Elite}
Vie Dic 21, 2012 1:04 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Miér Nov 28, 2012 7:54 pm por Invitado

» ││Homenum Revelio, foro recien abierto (elite)││
Lun Nov 19, 2012 10:03 pm por Invitado

» ~ Corrupted Waltz: FORO AFILIACIÓN NORMAL ~ {FORO NUEVO}
Sáb Oct 13, 2012 5:18 pm por Invitado

» Élite: Once Upon a Time {Recién abierto}
Vie Oct 12, 2012 6:39 am por Invitado

» Aresto Momentum (Elite)
Mar Oct 09, 2012 2:18 pm por Invitado

000
000
000
000


FL

Saeptum Reformatory Hogwarts Reducto The Hunger Games Rol The Hole Photobucket . Brighter than the Sun Titanic RPG Hogwarts 3rd Generación Photobucket Image and video hosting by TinyPic width="40" Photobucket primera generación Rol Anatomia de Grey Photobucket Clash of Kingdoms Image and video hosting by TinyPic Live Your Dream The Hunger Games RPG "> Photobucket Photobucket IMPERIAL DIMINATION Whitechapel Murders Photobucket Photobucket Image and video hosting by TinyPic My Fatality Eternity

Crear foro





Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Stacy H. Longbottom el Mar Ago 07, 2012 9:58 pm

Un nuevo día había comenzado, uno que parecía ser muy normal al igual que los anteriores pero algo dentro de ella le decía que no se confiara mucho.

Con un movimiento ágil se levanta de la cama, sus pies descalzos al sentir el suelo frio hace que un escalofrió le recorría por todo su cuerpo, cosa que ignoro olímpicamente por que ya esta acostumbrada a que su cuerpo siempre tuviera esa misma reacción y sensación todas las mañanas, con su mano derecha despeina su cabello ondulado mientras camina por toda la habitación, toma su ropa que se encontraba en un rincón, la deja en la cama con cuidado, busca su toalla y su cepillo de dientes para luego dirigirse al baño. La rubia comienza a cantar ignorando que sus compañeras de cuarto están durmiendo por lo que recibió varias quejas, como respuesta solamente se reía ante las cosas que oía pero así mismo no dejo de cantar pero esta vez lo hizo con un tono de voz mas bajo ya que sabe perfectamente que sus amigas se van a vengar y cuando lo hagan no será nada bueno para ella.

Varios minutos después sale del baño con una gran sonrisa, se cambia rápidamente y en silencio para no despertar a sus compañeras que se habían vuelto a dormir, una vez que esta arreglada se mira a un espejo, sonríe ante la imagen que ve y recién ahí decide abandonar la habitación. Su cabello todavía se encuentra un poco húmedo por lo cual hace que ella se apresure para llegar a lugar que quiere ir ya que no aguanta el frio que le hace, comienza a caminar rápidamente por los pasillos, mira a su alrededor confundida por que no escucha los ruidos de siempre por un momento piensa que es un día de fin de semana cosa que la aterra ya que seria la única con el uniforme pero rápidamente se da cuenta de que eso es imposible ya que no tuvo su clase favorita que solamente la dan los días viernes por lo tanto no es fin de semana. Suspira aliviada al sacarse semejante peso y por eso mismo empieza a tararear una canción alegremente aunque le parezca raro no oír esos molestos ruidos a la vez le encanta por que al fin hay un poco de silencio.

Cuando menos se da cuenta ya había llegado a su destino, el gran comedor. Entra con una gran sonrisa en su rostro mientras sigue tarareando una canción pero de repente deja de hacerlo al ver la silueta de una chica muy conocida, mira hacia su alrededor para asegurarse que no hay nadie al ver que no hay ni siquiera un fantasma ahí, deja de caminar. – Molly! . –grita con alegría mientras por dentro ruega que su amiga no la mate por al hacer semejante escena. Comienza a correr hacia su amiga y la abraza o mejor dicho se tira encima de ella, la mueve de un lado a otro como si fuera una muñeca, le da un sonoro beso en la mejilla mientras la sigue moviendo de un lado a otro- No sabes cuanto te extrañe, hace mucho que no te veo. –le dice tiernamente mientras la deja de abrazar y de mover con cuidado se aleja de su amiga y la mira sonriendo alegremente esperando alguna reacción de su acompañante. Y, si quizás exagere un poco la rubia con respecto que hace mucho que no la ve pero lo que en realidad quiso decir es que hace mucho que no pasa tiempo con ella por que bueno, cada uno tiene sus grupos de amistades y aveces eso dificulta las cosas pero no interesa eso ahora por que al fin puede estar con su querida Molly.
avatar
Stacy H. Longbottom

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 05/08/2012
Localización : Para que decirte, mejor buscame.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Molly A. Weasley el Miér Ago 08, 2012 12:49 am

Molly abrió los ojos en cuento el débil y pálido rayo de luz solar se coló por su ventana golpeándola en el rostro y se estiro en la cama haciendo que sus huesos crujieran y le provocara un dolor bastante molesto. Miro a su alrededor sin hacer sonido alguno y vio que sus compañeras de habitación se estaban arreglando, a pesar de que ellas sabían que no debían abrir las cortinas de la habitación si no querían armar una buena pelea con el negro humor de la castaña, esta simplemente se quedo callada observándolas mientras ellas corrían de un lado para otro en busca de su túnica y demás implementos; extrañamente hoy no estaba de humor para pelear con nadie. En los últimos días su humor si había estado mucho mas negro de lo usual y por ende no estaba para aguantarse a nadie y estaba segura que armar una tonta pelea con niñas sin importancia no haría que este mejorara así que simplemente prefirió quedarse callada. La rubia con la que compartía la habitación le brindo una mirada corta justo antes de salir y le informo que el comedor ya habia abierto. Sin decir palabra alguna la castaña asintió y se levanto después de unos minutos para arreglarse.

Lo único que pasaba por la mente de la chica mientras se peinaba el cabello distraídamente era el tema que tenia que tratar con James, hace algun tiempo no lo veia y se estaba empezando a preocupar por él, no era buena señal que con los integrantes de DAR James andara por ahi perdido, aunque no lo pareciera los miembros de aquella tonteria no eran cualquier mago o bruja. Alli se encontraban sus amigos y familia y para su mala suerte, "él" tambien, y todos y cada uno de ellos era magos con grande habilidades. Se miro una última vez en el espejo y acomodo la pesada túnica encima de su cuerpo y se dirigio a la salida, la verdad es que ya iba bastante tarde, pero eso era algo que a Molly nunca le había importado en realidad. No entablo conversación con nadie en el transcurso al gran comedor a pesar de encontrarse con algunos miembros de su misma casa, todos sabían que la chica nunca había sido una persona muy agradable y nadie se arriesgaría a jugar con su humor si no quería terminar lastimado de alguna manera, ya sea física o emocionalmente, a Molly nunca le había “temblado la mano” para hacer pagar así fuera un mínimo disgusto.

Entro al comedor y solo hasta ese momento cayo en la cuenta de que en realidad se le había hecho tarde, el lugar se encontraba prácticamente solo y del tan conocido gran banquete que se servía mágicamente, no quedaba prácticamente nada. Se encogió levemente de hombros restándole importancia aquel asunto y se fue a sentar al puesto que usualmente ocupaba en su casa. La verdad era que no tenia mucha hambre, en realidad se encontraba bastante distraída aquella mañana, sus pensamientos iban y venían en todas direcciones, pero fue aquella sonrisa que se dibujo en su mente la que hizo que todo quedara en un segundo plano. Se mordió levemente el labio inferior y negó con la cabeza para después soltar un corto suspiro, era increíble como su cuerpo reaccionaba ante el rostro de Frankie en su cabeza.

La mención de su nombre en un tono de voz mucho más alto de lo acostumbrado la hizo pegar un pequeño saltito en su lugar, cuando logro reaccionar se encontró atrapada por unos brazos que la movían de un lado para otro y la estrujaban cada vez mas fuerte; le tomo unos segundo reconocer que quien la abrazaba era, Stacy Longbottom, la hermana menor de quien hace tan solo unos segundos la tenia en otro mundo. Le devolvió el abrazo lo mejor que pudo y le brindo una pequeña sonrisa a la rubia en cuanto esta la soltó.
Aunque a muchos les costara entender como era posible que el humor de Molly cambiara de manera tan drástica cuando se encontraba con Stacy, era algo que ni ella había logrado descubrir aun, no sabia si era la ternura que le inspiraba la chica lo que hacia que su mal humor se disipara de manera considerable, pero secretamente disfrutaba de ello.

-Stacy –dice a manera de saludo y se mueve un poco en su lugar para que la chica se siente a su lado. Era verdad hace mucho tiempo que no la veía, principalmente porque su tiempo ahora era ocupado por otros asuntos de los cuales era mejor que nadie supiera, o por lo menos no hasta ahora.

-Los deberes me tiene en otro mundo Stacy, disculpa –una pequeña sonrisa avergonzada se dibujo en su rostro mientras la miraba fijamente- ¿Cómo has estado? Ya me hacia falta verte, tu buen humor es contagioso –dice sin dejar de sonreír. Aquel humor negro con el que había despertado ya había desaparecido, en compañía de la rubia Molly olvidaba cientos de problemas.

_________________
avatar
Molly A. Weasley

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Stacy H. Longbottom el Jue Ago 09, 2012 7:46 pm

Los ojos celestes de la rubia miran detenidamente a su acompañante registrando cada uno de los pequeños gestos que se forma en el rostro para poder por lo menos intentar saber cual va ser la reacción final de Molly, cosa que es un completo reto para ella ya que nunca sabe con que le puede salir la pelinegra quizás la trate muy bien o cortante o sino simplemente la ignore aunque la ultima opción la piensa descartar por que jamás la ignoro o bueno, tan solo que sea por alguna discusión o mejor dicho intercambio de palabras no agradable que tuvieron antes pero la ultima vez que la vio y converso fue muy agradable así que definitivamente la tercera opción no es. En realidad Molly es bastante parecida a ella por que nunca nadie sabe como puede reaccionar, en otras palabras es como una caja llena de sorpresas al igual que ella.

Y así como son parecidas a la vez son unas completas desconocidas, claro, hablando sobre la personalidad de cada una. Quizás sea por eso que la mayoría de los de su casa la miran de una manera ¿rara? Si, definitivamente la miran de esa manera al ver como ella charla animadamente con la Sly pero cuando se percata de eso Molly, bueno, ya no la miran mas ni siquiera para pedirle alguna tarea o para saludarla, cosa que no le molesta en lo mas mínimo por que justo da la casualidad que siempre que la miran así son personas que no las conoce o que habrá intercambiado un simple ‘hola’ o ‘adiós’ y nada mas. Pero cuando sus amigas le preguntan como puede ser amiga de una chica así, ella solamente se ríe y dice: ‘No me creerían si se lo dijera’ y sonríe de manera cálida como siempre lo hace; de verdad hay días que se pregunta como pueden llegar a ser amigas por que son polos opuestos completamente.

Solamente en ciertas cosas coinciden pero jamás le molesto la personalidad de Molly sino que es todo lo contrario le encanta y siempre que pasa tiempo junto con la pelinegra lo disfruta como si fuera el ultimo día que pasaran las dos. Lo que mas le gusta cuando pasa tiempo con la Sly es como ese humor tan característico que tiene va cambiando a cada segundo aunque claro, siempre que provoca ese cambio intenta no excederse o sino la va hacer enojar cosa que no quiere por que es una persona importante para ella y lo menos que quiere es pelearse o incluso perderla aparte tiene ese instinto maternal que le hace querer protegerlos a todos y demostrarle su cariño aunque eso le traiga mas de un problema con ciertas personas.

La voz de Molly la saca de sus profundos pensamientos, parpadea dos veces seguidas para poder darse cuenta en donde esta, rápidamente se da cuenta que ah estado bastante tiempo ausente, se sonroja levemente con vergüenza- Lo siento. -murmura apenada por que no es la primera vez que le pasa eso. Mira el espacio que le dejo su amiga, se sienta en ese espacio mientras una leve sonrisa se asoma en su rostro en modo de agradecimiento, agacha su mirada para poder acomodarse un mechón de su cabello que la molesta y no la deja ver bien, vuelve a levantar su mirada para poder contestarle -Yo.. no tienes que pedir disculpas aparte yo también eh estado media ausente. -le dice dulcemente- Parece que los deberes no tienen atrapadas a las dos. -le responde mientras suspira nerviosamente al recordar por que esta tan ausente últimamente y todo es gracias a el.

-La verdad muy bien. -sonríe ampliamente- Y tu ¿como has estado? -le pregunta pero antes de poder decir algo mas, la mira sorprendida y una leve risa escapa de sus labios- ¿De verdad? No pensé que mi humor hiciera tanto efecto sobre ti pero si, te hace bien entonces te vendré a visitar mas seguido. -le dice alegremente al saber que alguien la necesita y la tiene en cuenta- Aunque no lo creas extrañe bastante a tu humor sarcástico, negro o como quieras llamarlo. Es muy adorable o por lo menos para mi-sentencia tranquilamente mientras saca varias tostadas para comer ya que su estomago le esta pidiendo algo de comida.


avatar
Stacy H. Longbottom

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 05/08/2012
Localización : Para que decirte, mejor buscame.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Molly A. Weasley el Lun Ago 13, 2012 1:38 pm

Desde pequeña Molly había sido un persona en extremo observadora y cuidadosa, cuando se encontraba con gente a su alrededor le gustaba observarlos detenidamente hasta aprenderse sus rasgos físicos, eso que casi nadie notaba, por ejemplo, como algunos arrugaban la nariz al hablar; otros entornaban los ojos cada vez que exclamaban algo; algunos mas chasqueaban la lengua y otros tenían cierto siseo en algunas letras; además sin fin de ellos se mordían el labio cuando se encontraban nerviosos, una característica que poseía la misma chica. Además de ello estaban los ademanes que poseía cada persona y que para su sorpresa la mayoría ejecutaba de manera diferente, jugar con las manos; enredarse con su cabello; mover lo pies en diferentes direcciones; todo este tipo de cosas que hacia que la chica le pareciera o no interesante una persona.

En el caso de la rubia que se encontraba justo en frente suyo, noto que se le hacían unos pequeños hoyuelos, casi imperceptibles, en las mejillas cada vez que sonreía, lo cual era prácticamente todo el tiempo. También percibió que Stacy poseía una variante que le distinguía del resto, y esa era una nota grave en cada palabra que llevara una "J". Por eso ponía especial atención cuando la chica pronunciaba alguna palabra con aquella letra, era un ruidito extraño que le gustaba y solo lo asociaba con la pequeña. A pesar de ser observadora y tener todo ello en la mente, a Molly muy rara vez se le escaba el hilo de alguna conversación, tan solo le pasaba con el mayor de los Longbottom y ella ameritaba a que era por el simple hecho de que todo al lado del chico se tornaba extraño y confuso.

Le sonrió tranquilamente en cuanto la chica se disculpo y negó levemente con la cabeza restándole importancia al asunto, había notado que Stacy se había perdido en sus pensamientos por unos momentos y le pareció inapropiado interrumpirle. Cuando la chica hablo, sintió como algo se le encogía en el pecho, ella sabía que los deberes no la mantenían distraída, y también sabía que de “aquel” asunto que si la dispersaba de toda situación, podrían salir muchos lastimados, entre ellos la misma Stacy. Se le revolvió el estomago tan solo de pensarlo y se lo tuvo que sujetar durante unos segundos. Había gente que se convertía en su debilidad aunque ella lo negara y la menor de los Longbottom era una de ellos. Suspiro quedamente y volvió a observa a su acompañante.

-No solo a nosotros, el fin de curso nos mantiene a todos en la misma situación –explico con una pequeña sonrisa pensando en Frankie y lo ocupado que se encontraria al igual que ellas, o por lo menos eso esperaba y añoraba que esa fuera la razon por la cual no lo habia visto en mucho tiempo. Por un segundo sintio deseos de preguntarle acerca de él, pero rapidamente desecho esa idea de su cabeza.

No pudo evitar sonrojarse y soltar una pequeña sonrisa al escucharla, en ocasiones la pequeña rubia parecía mucho mas madura para su edad.

-Me encanta que me visites –admitió viéndola a los ojos- sinceramente tu compañía es de las pocas que disfruto. Además me encanta que me mientas acerca de lo adorable que no soy –dijo con una sonrisa algo torcida y volvió a reír.

Vio como la chica empezaba comer unas tostadas y dedujo que también se le había echo tarde, tomo una jarra de jugo de calabaza que se encontraba a lo lejos y le sirvió un vaso colocándoselo al frente.

_________________
avatar
Molly A. Weasley

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 13/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Stacy H. Longbottom el Mar Ago 14, 2012 9:33 pm

Saca varias tostadas para poder untarlas con una exquisita mermelada de frambuesa, su favorita, en realidad casi todas las mermeladas son sus favoritas pero la de frambuesa es algo que la tiene como loca puede comerla durante toda una semana y ni siquiera se va a asquear, es mas tendría mas ganas de comer esa mermelada. Sin dudas, era un caso perdido como siempre le dice su hermano cuando la ve buscando o haciendo algo que le encanta mucho y que por supuesto no duda en expresarlo con sus seres queridos aunque hay varias cosas que la rubia no le puede le decir a los demás y no por que no quiera sino que no sabe como hacerlo o sino es por que tiene miedo como van a reaccionar los demás, en otras palabras, le importa demasiado la opinión de sus familiares e amigos, quizás demasiado para su gusto.

Mientras unta tranquilamente sus tostadas puede notar un movimiento bastante extraño por Molly, la ve como se agarra por unos segundos el estomago, al ver esa reacción alza su ceja mientras deja de hacer lo que esta haciendo y la mira a los ojos para poder ver mejor los movimientos de la pelinegra. Aunque nadie lo crea Stacy es observadora, no todo el tiempo pero si en algunas partes del día, hay veces que ni siquiera su hermano le cree cuando le dice que es observadora y eso es por que es conocida por ser una chica bastante distraída, en realidad tienen mucha razón, es muy distraída hasta llegar a un extremo que a veces no sabe ni siquiera en que día esta viviendo pero a pesar de todo eso, hay momentos en el cual es muy observadora y mucho mas si se trata de una persona la cual quiere mucho.

-¿Te encuentras bien? –le pregunta de repente interrumpiendo completamente el hilo de la conversación, su voz suena muy preocupada pero a la vez dulce, como si fuera su propia hija a la cual le esta hablando. Y si, ese es el famoso instinto maternal que posee la rubia, uno cual le trajo más de un problema pero así mismo no puede evitarlo es algo que le nace de los mas profundo de su ser aunque quiera controlarlo o hacerse la desentendida jamás lo logra y eso que varias personas la quisieron ayudar aunque lo único que lograron fue hacerla llorar mas de una vez y sentirse muy mal al ser así hasta una vez penso en cambiar su forma de ser pero cuando se entero su hermano lo sucedido andaba con ganas de matar a cualquiera que se le acerca y le dijera algo con respecto a ese instinto que tiene ya que según su hermano mayor esos son unos tontos que no entienden ese sentimiento llamado amor o amistad.

-Estas pálida. –Murmura y pone su mano en la frente de la pelinegra- ¿Comiste algo? ¿Te sientes mareada? –Sus ojos reflejan la pura preocupación que tiene. Lentamente retira su mano de la frente de su amiga, suspira, mira hacia la mesa o mejor dicho mira hacia donde se encuentra varias tostadas ya untadas con mermelada, agarra una y se la da. –Come. –le ordena pero rápidamente agrega- Por favor. –le suplica mientras deja la tostada en frente de Molly esperando que se la comiera pero para no hacer que la pelinegra se sienta muy observada o controlada, mira sus tostadas, saca una y comienza a comer en silencio aunque en realidad piensa en retomar la conversación para ver si logra que esa tostada que le ofreció se la comiera.

-La verdad pobre de vos ya que de seguro tienen más tareas que nosotros, como será que ni siquiera me viene a saludar mi hermano. –Suspira pesadamente y hace un puchero- Me tiene abandonada es mas creo que ni siquiera sabe que tiene una hermana menor. –buffa molesta mientras agarra otra tostada- Pero por lo menos se que es por que anda con muchas tareas y no por otras cosas por ejemplo chicas o mejor dicho novia. –arruga su nariz con asco y entre cierra sus ojos- Pero volviendo al tema principal, no veo las horas que todo se tranquilice por que sinceramente parece un loquero el castillo. -hace una mueca graciosa pero luego de varios segundos sus ojos brillan de una manera especial y mira a su compañera- ¿De verdad? Gracias, no sabes cuanto me alegra oír eso y mas si viene de tu parte entonces ya es un echo te visitare mas seguido. –sonríe alegremente.

Pero espera. -arruga su frente mientras ladea su cabeza para un lado al intentar recordar lo que había dicho la pelinegra luego de eso- Yo no miento. -dice muy convencida- Bueno, no todo el tiempo pero esta vez no estaba mintiendo eres muy adorable, claro a tu manera pero lo eres. -le dice para luego mirar a la mesa y buscar al de tomar pero justo cuando lo va hacer ve un vaso lleno de juego.- Oh.. -susurra confundida ya que eso no estaba ahi y si, esta es la Stacy distraída que todo el mundo conoce.

Off: Lo siento, lo siento me salio bastante largo encima tenia mas ganas de escribir pero preferí dejarlo ahí no mas o sino seria mas largo que una biblia e.e
avatar
Stacy H. Longbottom

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 05/08/2012
Localización : Para que decirte, mejor buscame.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un desayuno no tan normal. # Molly Weasley

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.